Historia

Histoire DiamAndes

En el valle de uco nació un diamante…

En 2005, la familia Bonnie, propietaria del reconocido Château Malartic-Lagravière (Grand Cru Classé de Graves) y del Château Gazin Rocquencourt (Pessac- Léognan) decidió partir de Francia para descubrir nuevos horizontes vitivinícolas. Todo empezó con la adquisición, junto a sus socios, de un bloque de 130 hectáreas, situado en pleno Valle de Uco, al sur de Mendoza. Allí nació la bodega DiamAndes, coproductora además del prestigioso Clos de los Siete. Sus instalaciones, cuya arquitectura se funde con los maravillosos paisajes andinos, permiten la elaboración de vinos en condiciones excepcionales desde la cosecha 2007.

Leer más

El nombre DiamAndes surgió como un juego de palabras entre “Diamante” y “Andes” (la cordillera que le otorga su marco). El nombre fue idea de Alfred-Alexandre Bonnie y surgió un día mientras disfrutaba de un asado en la Laguna del Diamante – Mendoza. El reflejo del volcán Maipo sobre la laguna hizo que Alfred-Alexandre relacionara ambos nombres.

Histoire Bodega DiamAndes
Clos de los Siete

Clos de los Siete

La bodega DiamAndes forma parte del Clos de los Siete. Clos de los Siete es una realización de un grupo de viticultores franceses, situado al pie de la Cordillera de los Andes, en el corazón de Valle de Uco. El predio comprende 850 hectáreas de viñedos a una altitud entre 1.000 y 1.200 msnm en Vista Flores, Tunuyán, 120 km al sur de la ciudad de Mendoza.

Leer más

La historia de Clos de los Siete se encuentra estrechamente ligada al enólogo Michel Rolland, asesor desde hace varios años de prestigiosas bodegas en todo el mundo (entre ellas, Malartic- Lagravière y Gazin Rocquencourt). El proyecto nació verdaderamente en 1998. El impulso de Michel Rolland hizo posible reunir al grupo de partenaires franceses, familias ya ligadas al vino, cuyos nombres son inseparables de los Grand Crus más renombrados en el plano internacional.

Clos de los Siete
La Cave Bodega DiamAndes

La bodega

Leer más

La arquitectura

 La arquitectura de la bodega está inspirada en el nombre DiamAndes. La bodega fue realizada por los arquitectos mendocinos Mario Yanzón y Eliana Bórmida.
Compartiendo la filosofía de sus dueños, la construcción de la bodega se realizó bajo la premisa del respeto por la naturaleza y la armonía con el medioambiente.

Con el objetivo de producir de manera óptima, se realizaron numerosas obras en el área. Entre ellas, una línea eléctrica subterránea de 4 km a fin de preservar la belleza del paisaje.
Uno de los conceptos rectores del proyecto es poner en valor la relación fundamental que existe entre vino y naturaleza. Por eso se ha trabajado integralmente con la arquitectura y el paisaje andino, creando recorridos y diseños inéditos, adaptados al lugar en su escala, forma y materiales.

El trazado de la planta es puro, lineal, con la recepción de vendimia y selección de uvas en un extremo y la playa de expedición del producto terminado en el otro. Las naves de fermentación, conservación y guarda están enterradas a distintos niveles en el suelo, respondiendo al moderno sistema de elaboración por gravedad y a la búsqueda de aislación térmica natural.

La bodega también está pensada para recibir visitantes, con el fin de brindarles una experiencia única, para comprender mejor el producto y realizar degustaciones en el lugar de origen Bodega DiamAndes resultó ganadora con medalla de oro del premio internacional en la categoría “Arquitectura, parques y jardines” del concurso “Best Of Wine Tourism 2011”, organizado por la red global Great Wine Capitals.

Medio ambiente

La arquitectura de la bodega fue pensada para lograr la integración con el paisaje. El edificio cuenta con volumetría horizontal de líneas puras que no rompe el perfil de la cordillera.

El concepto paisajístico de Bodega DiamAndes se concibió teniendo en cuenta el marco de la Cordillera de Los Andes y la flora autóctona de la zona, tomando como punto focal, la conexión con el entorno. En la construcción se utilizaron piedras locales y hormigón producido en la zona, así como una gama cromática en coherencia con la naturaleza.

El edificio está térmicamente aislado y cuenta con grandes ventanales en las zonas de trabajo, lo que permite un mejor aprovechamiento de la luz natural y el uso racionalizado de energía. Asimismo, se hace un uso sistemático de luces ‘LED’, con baja consumición de energía. Además,  perforación de varios pozos de 190 m de profundidad con el fin de alimentar un acueducto subterráneo y un sistema de riego de las viñas con llegada del agua bajo presión constante a la entrada de cada parcela.

Famille Bonnie

Los Bonnie y el vino

“Mi pasión por el vino no conoce fronteras… Por eso mismo, la idea de elaborar vinos en tierras de tan excelente calidad como las del Valle de Uco, me sedujo enseguida. Estos vinos, opulentos y complejos, también se benefician de los intercambios enriquecedores entre nuestros equipos bordeleses y argentinos. 
¡Desarrollar junto con mis hijos la aventura de la bodega DiamAndes es un placer tan vivificante como apasionante! A través de sus vinos, espero transmitir a los aficionados de todo el mundo ese amor por la viña que corre por mis venas…”

Alfred-Alexandre Bonnie.

> PDF Los Bonnie y el vino

WordPress Image Lightbox Plugin